SENASA y población controlan plaga de caracol gigante africano en Selva Central

PERÚ (AndeanWire, 24 de Febrero de 2016) Se eliminaron más de seis toneladas solo en las zonas de Satipo y Chanchamayo Personas no deben consumir ni tocar este caracol pues acarrea peligrosas enfermedadesEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) desarrolla la campaña de control del caracol gigante africano en la región Junín y, en los primeros 60 días del año, se recolectó y eliminó más de seis toneladas de esta plaga en las provincias de Satipo y Chanchamayo, que amenazaba con extenderse desde las zonas urbanas a las zonas agrícolas de la selva central.

            La campaña iniciada en enero, forma parte de la campaña de prevención Prepárate Perú, para mitigar los efectos del Fenómeno El Niño (FEN) liderada por el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) y que ha continuado en los últimas semanas en los centros poblados de Capirushari, La Esperanza y Natalio Sánchez en el distrito de Río Negro, provincia de Satipo.

            Moisés Pacheco Enciso, Director General de Sanidad Vegetal del SENASA, informó que la institución responsable de la sanidad agraria, vigila y evalúa constantemente la incidencia del caracol africano en la región Junín y que mantiene reuniones permanentes con autoridades de Río Negro, Mazamari y Satipo para afinar el plan destinado a controlar esta plaga.

 “El caracol gigante es peligroso para la agricultura (come todo lo que encuentra a su paso) y las personas (portador de enfermedades). Queremos evitar que este problema llegue hasta los campos de cultivo, por ello venimos trabajando arduamente en capacitar a los productores agrarios y a los pobladores con el fin de poder reducir su número”, señaló.

            El funcionario añadió que en los últimos tres años se han recogido y eliminado más de 15 mil kilos de esta especie que había ocupado 4,000 hectáreas de cultivos.

            El caracol gigante africano se alimenta de heces de animales muertos hasta de basura. Daña cultivos por contaminación de los frutos y, es portador de parásitos como los nematodes Angiostrongylus cantonensis y Angiostrongylus costaricensis, que pueden trasmitir enfermedades como la Angiostrogyliasis, que causa la meningitis eosinofila y la angiostrongiliasis abdominal.

    La especie Achatina fulica está catalogada como una de las cien plagas más perjudiciales en el mundo, y el objetivo del SENASA es disminuir su incidencia en las zonas afectadas de las regiones de Junín (provincias de Chanchamayo y Satipo) y Tumbes (Zarumilla).

            Esta plaga es fácil de identificar por su gran tamaño, un ejemplar de caracol gigante africano puede medir entre diez y 15 centímetros. Su caparazón tiene forma de cono con un borde no continuo, presenta una partición, lo cual hace que se distinga de las demás especies nativas silvestres.

RECOMENDACIONES

Nunca sujete el caracol con las manos descubiertas. Debe cubrirse las manos con guantes de látex o con bolsas plásticas a fin de evitar el contacto directo con este molusco.

Las unidades recolectadas deben colocarse en los cilindros dispuestos por el SENASA, en donde se les aplicará agua con sal común para provocar su muerte.

FUENTE: PERU-MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.